Mes: febrero 2014

Sólo tú puedes elegir…

Posted on Actualizado enn

Gandalf    “Frodo, sólo tú puedes elegir que hacer con el tiempo que se te ha dado” (Gandalf; El Señor de los Anillos)

Curioseando por facebook me ha golpeado en la cara esta cita publicada por Fernando Álvarez González (mil gracias por la inspiración). Por un momento me he sentido Frodo. Y he visto, delante de mí, al Sr. Gandalf interpelándome con sus palabras…. “Sólo tú puedes elegir….”

Parece una frase obvia ¿verdad?… Y, sin embargo, ¿cómo es qué tengo la sensación de que no siempre es así?

Si observo la realidad de mis días… veo acciones que parecen no elegidas por mí….. Los famosos “tengo que…” ¿te suenan? Bueno pues, por acción o por omisión, éstas también las elegimos. No es posible la no acción…. “no hacer” ya es una forma de hacer. Y aquí surge mi parte de Frodo y oigo con claridad al Sr. Gandalf: “Frodo, sólo tú puedes elegir que hacer con el tiempo que se te ha dado”

En el fondo es un tema de toma de conciencia. Si me hago consciente de que sólo yo elijo…. recupero mi poder. Y este es el camino…

Te propongo un ejercicio. Coge una hoja de papel en blanco. Divídela con una línea en dos columnas. Repasa lo que vas a hacer este fin de semana. En la columna de la izquierda escribe todo lo que empiezas por “tengo que…” ¿Ya has terminado la lista? Contémplala ¿Qué tal te sientes? Quizá aparezca un poco de pesadez, de resignación, de enfado….

Vamos con la columna de la derecha. Al lado de cada frase de la columna izquierda, escribe lo mismo pero cambiando el “tengo que” por “Quiero”. Contempla la nueva lista. ¿Cómo te sientes? Pregúntate ante cada nueva afirmación ¿quieres o no quieres?

Es claro que te encontrarás con acciones que no quieres hacer pero que de todas formas harás… Busca en función de qué, las vas a seguir haciendo…. Seguramente encuentres que las haces en función de un bien mayor. Hazte consciente de que, realmente, estás eligiendo hacerlas.

Seguramente encontrarás otras acciones que no quieres hacer y decidirás no hacerlas. Felicidades, estos son pasitos en el camino de tu “responsabilizarte de ti”.

Yo cada vez que realizo este proceso… siento que recupero un poco más “mi poder”, y me aparece en la mente aquella frase de Mandela “Soy el dueño de mi destino, soy el capitán de mi alma”. Ahora sólo me queda decir “Gracias Sr. Gandalf”

Anuncios

¿Esperando al Avión?

Posted on Actualizado enn

EsperandoAlAvion    ¿Qué te sugiere esta imagen? ¿No te parece tan ridícula que te hace esbozar una leve sonrisa? Preparados para subir al avión… se supone que quieren ir a algún lugar… pero no llega el avión. A mí, al contemplarla, me ha surgido una pregunta… ¿Hasta cuándo van a estar esperando? Párate un momento y piensa…. ¿Cuántos proyectos, ideas, decisiones tienes bloqueadas por diferentes circunstancias? ¿A cuántos sitios quisieras ir pero el avión no llega? Si te fijas bien todas esas circunstancias, esos aviones que estás esperando, son meras excusas para no dar el primer paso. Te sugiero algunas de las mías (que seguro no serán muy diferentes de las tuyas… las personas coincidimos más de lo que parece):

* No es el mejor momento. Ahora tengo otras cosas más importantes que hacer….

* Estoy muy cansada…. ya me pongo mañana

* Chica, no se qué me pasa, me voy liando y no hay forma de avanzar…

* Ahora mi… familia, trabajo, amigo, etc… requiere mi atención

* Cuándo termine este proyecto enseguida empiezo

* Me gustaría tanto…. pero ¡Yo no me siento capaz!

Razones y más razones, absolutamente lógicas, que hacen que aparques proyectos, ideas. Es cómo una rueda giratoria sin fin. Eso si, el pensamiento está absolutamente entretenido. Fíjate cuánta energia invertida en primero hacer aparecer algo que quieres, después en buscar razones para no hacerlo y por último en mantener este juego. Y así con mil posibilidades ¿Te suena? ¿No te parece agotador?

Te propongo un reto… Elige uno de esos proyectos que tienes aparcados. Ponle un poco de conciencia y apuesta por esa idea que, especialmente, te gusta, te hace ilusión. Esa que hace que se te iluminen los ojos ¿Ya lo tienes? ¡Bien! Ahora haz la lista de todas esas excusas “lógicas” que estás usando para no dar ni un paso ¿Cuáles son los aviones que estás esperando para que te transporten al destino? ¿Cómo sería dar unos pasos si esos aviones no llegan? ¿O prefieres seguir esperando eternamente? No ¿verdad? Entonces ¿cuál es el primer paso que vas a dar? Ahora es el mejor momento para hacerlo ¿no te parece?

Y como el camino se hace andando…. Yo me uno al reto…. Tendrás noticias